REAL TV

Loading...

CUMPLEAÑOS de hoy domingo 27 de mayo de 2018.

Wilton Capellán, Magdalena Capellán, Cristian Fernández, Magda Cabrera, Héctor Pereyra, Julio Blasco, Partricia Cabrera, Gisselle Jorge, Claudia Mariel García, Gladys Maribel Ureña, Perla Hernández y Fausto Acosta.

domingo, octubre 01, 2017

El costo de producir agua purificada en el país



Un mercado con “un alto precio de producción y una competencia desleal”


SANTO DOMINGO. Algunos consideran que el agua para la ingesta pudiera ser de lluvia, obtenerse de los ríos o directamente de la llave, sin embargo, la contaminación que trae consigo ha obligado a que se creen mecanismos para purificarla.

En República Dominicana la purificación del agua comienza en la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), entidad que produce 420 millones de galones diario-un millón 590 mil metros cúbicos por día-, pero sin la calidad suficiente para que los ciudadanos la ingieran.

Leer: Agua planta de la CAASD dan positivo a contaminación


“No corresponde a la verdad lo que dice la CAASD en el sentido de que la potabilidad del agua que sirve es de un 96 a 98%, eso es mentira o una verdad relativa y se convierte en una materia prima que hay que procesarla y tratarla, que es donde entran los costos y dentro de ese mismo paquete de costo está el impacto que ha generado el aumento salarial y el deslizamiento gradual de la tasa de cambio”, manifestó el presidente de la Asociación Dominicana de Embotelladores de Agua Purificada (Adeagua), David Toribio Lantigua.

Según estudios, se estima que en República Dominicana alrededor del 78% de la población toma agua embotellada porque no confía en la calidad del líquido que se le suministra. De ahí surgió el negocio de las purificadoras de agua.

“La gente no sabe la inmensa responsabilidad que tenemos dada la precaria situación pública del acueducto que, aunque hacen esfuerzos brillantes, siempre hay problemas en la llevada del producto a los hogares: tuberías que se contaminan, entonces el líquido que se recibe no es tan eficiente, no hay garantía”, comenta José Santos Taveras, presidente de Agua Planeta Azul, planteamiento con el que coincide Enrique Noboa, gerente general de ventas de Agua Crystal, durante una entrevista hecha por separado.

La materia prima de esta actividad, es comprada a la CAASD en RD$10.00 el metro cúbico-precio general para las industrias-, monto que llega con un subsidio de unos RD$30 a RD$35.00, ya que de acuerdo al subdirector de operaciones de esta institución pública, Luis Salcedo, producir un metro cúbico de agua les cuesta unos RD$40.00 a RD$45.00 al Estado.

En el territorio dominicano Agua Crystal y Planeta Azul son las compañías de purificación más longevas, fundada la primera en 1966- pionera en el mercado- y la segunda en 1991-precursora del sistema de purificación por osmosis inversa-. Ambas ubicadas en Santo Domingo, abarcan entre las empresas formales, la mayor cantidad de consumidores.

Tras recibir el líquido de la CAASD, estas empresas someten el agua a un proceso de osmosis inversa con el que, conforme a sus directivos, el producto llega a los ciudadanos en su estado más natural.

En este sistema, el agua pasa por filtrados: piedra caliza, arena, carbón activado y finalmente por un tanque en el que se regenera el producto luego de atravesar por un intercambio iónico. En años anteriores, era común el sistema por filtración, a través del cual el agua transitaba por filtros de arena, piedra y retenía todo lo que no fuera líquido.

“El agua de lluvia generalmente está cargada de muchos minerales que han adquirido en el subsuelo, calcio, magnesio o sodio que el cuerpo humano no puede consumir en gran cantidad, por eso hay que darle un tratamiento físico químico en laboratorio para eliminar esa contaminación y eso es parte de lo que hace el sistema de osmosis inversa con el sistema de intercambio iónico”, explica José Santos Taveras a Diario Libre.

Antes del agua llegar a sus cisternas, en Agua Crystal, realizan un proceso de inspección de calidad y se pasa por unos filtros de tela que retiene todas las partículas de mayores dimensiones. Determinan además, si el líquido llegó con los niveles de cloro adecuado.

Pasar el agua por filtros de arena permite retener las micropartículas que no pudieron detener los de tela. En los filtros de carbón, se quita el cloro colocado en las cisternas y con estos filtros se mejora el sabor y olor del líquido.

“Luego de pasar por la resina catiónica se lleva a las membranas de osmosis, pero antes, se vuelve a pasar por unos microfiltros para garantizar que no pase cualquier partícula y bacteria. En ese nivel el agua está en un grado de pureza bastante alto”, subraya el directivo de Agua Crystal.

Cuando pasa por los filtros de osmosis, se vierte en unos recipientes donde se le da ozono para una mayor certificación de calidad.

Por este proceso, los directivos de agua Planeta Azul y Crystal, cuentan con el aval de Salud Pública, la NSF (Fundación de Sanidad Nacional de los Estados Unidos).

“Nos enorgullecemos de poder suministrar el agua a los Estados Unidos si surgiera alguna crisis que involucre las Fuerzas Armadas americana porque estamos precertificados y también estamos certificados por Iso 9001”, indica Noboa, representante de Agua Crystal.

Además, Agua Planeta Azul logró formar parte, en El Salvador, de un salón de la fama mundial en este sector. En adición a la evaluación internacional, ambas compañías poseen un laboratorio independiente de control de calidad.

La producción es de 400 mil galones diarios en agua Crystal; Planeta Azul, cinco mil botellones por hora, más de 100 mil por día. El mercado de la primera se concentra en Santo Domingo, el este, una parte del sur y Santiago, mientras la segunda se distribuye en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.

Aunque en el proceso de purificación una parte importante es automatizada, ambas compañías requieren de entre 200 y 350 empleados para lograrlo.


¿Cuánto cuesta producir un agua purificada?

Producir una botella de agua de 20 onzas cuesta alrededor de RD$5.00 a RD$6.00. En este negocio la demanda principal, un 80% es de botellones, producir el producto final cuesta alrededor de RD$44.00 y llega a los distribuidores entre RD$51.00-Agua Crystal- y RD$48.00-Planeta Azul-.

Según los directivos de agua Planeta Azul la idea de venderlo al precio citado es para que llegue a los consumidores en RD$62.40, sin embargo, desde junio pasado los ciudadanos los están comprando en RD$65 y 80.

“Nuestros galones están llegando a los hogares entre RD$75 y RD$80 y es un margen que se lo atribuye el comercio detallista en función del servicio de Delivery que da”, explica Noboa.

Elaborar agua purificada conlleva una inversión en energía eléctrica, mano de obra, envases y distribución-por el combustible-. Según sus fabricantes formales en un botellón de agua no perciben “ni una quinta parte de lo que obtiene el mercado detallista y esa es una triste realidad en el mercado del agua”, revelan.
“Aquí nos dan todos los beneficios de ley y además nos cubren un 80% del costo de la comida, nos pagan horas extras, los medicamentos que necesitamos, tenemos un buen apoyo definitivamente”, manifiesta Junior Rosario, 23 años, quien trabaja como operador desde hace tres años en Agua Planeta Azul.


“Ahí es lo que hace esta industria complicada, porque como el agua de la CAASD no es potable como en algunos países desarrollados, se puede entender que purificar el agua debería ser relativamente barato pero todo lo que es el proceso de purificación, empaques y demás representa aproximadamente el 80% del costo del agua”, subraya José Miguel Bonetti, vicepresidente ejecutivo de Mercasid, empresa propietaria de agua Crystal.

Los botellones dañados absorben aproximadamente el 3% de las ventas, unos RD$475,300 diario.

“Tú crees que es posible que una empresa invierta RD$1,500 millones para producir un producto que le cueste RD$44 y lo venda a RD$48 para de esos RD$4 de ganancia darle el 28% al Gobierno vía impuestos sobre la renta, el 30% al salario de los empleados de la empresa y el resto, 2.4 corresponde al retorno que obtengo por cada botellón al año”, cuestiona Santos Taveras haciendo énfasis en que los colmaderos reciben un retorno de 1,820% en el mismo período.

“Al colmadero tú le pones el exhibidor gratis, muchas veces se les presta el botellón, se les acepta la rotura, se les lleva el agua y ellos ganan, vendiéndolo a RD$65, RD$17.00 por galón cuando deberían ganarse tres pesos, máximo cuatro pesos. Es un tremendo negocio el que está haciendo el colmadero”, agregó.

A pesar del alza, República Dominicana siguen siendo el país que vende el botellón más barato en América Latina, afirma la Asociación de Embotelladores de Agua Purificada.


Un mercado con una “competencia desleal”

Solo la parte formal de este sector genera unos 10 mil empleos directos y 100 mil indirectos. Según los involucrados en este mercado, las purificadoras de agua informales superan el 60% del mercado nacional, una competencia que definen como desleal debido a que estas empresas no invierten para obtener un agua de calidad.

“Competimos con mercados informales, con mercados que lo que hacen es coger el agua, quizás le den una calentadita y la meten en camiones que son los que ves que van casa por casa o en botellitas, que no tienen registros sanitarios, ni plantas formales”, precisa Bonetti.
En las empresas formales, los botellones son lavados a temperatura caliente, un tipo de material químico que los esteriliza completamente. Es un proceso diferente al de las botellitas las cuales no se reutilizan.


Resaltó que las personas se quejan por el costo del agua porque los comparan con el mercado informal, agua que es probable salga menos costosa pero “los parásitos y bacterias que se pueden adquirir con ella” es un dinero adicional que es preciso sumar. Dijo es un producto que amenaza además la salud de los turistas que visitan el país.

“Creo que las autoridades deben tomar aún más control de eso para que nosotros tengamos una industria que podamos seguir desarrollando y para que el dominicano tenga acceso a agua de calidad”, manifestó Bonetti.

La instalación de manera improvisada y sin ningún criterio sanitario de estas pequeñas compañías de purificación, es criticada por la Asociación de Embotelladores de Agua Purificada.

Diario Libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario