REAL TV

Loading...

CUMPLEAÑOS de hoy domingo 8 de julio de 2018.

Jumelles Rodríguez, Nalleli Pérez, Juan López y Víctor Almonte.

sábado, diciembre 09, 2017

En 2017 sacan a Lajún del juego y apuestan a “Dominicana Limpia”



Tras diez años de ser administrado por una empresa privada, el vertedero Duquesa retornó a manos del Estado Durante todo el año 2017, el tema de los desechos sólidos se mantuvo en la palestra. El conflicto entre la empresa Lajún Corporation y los ayuntamientos del Gran Santo Domingo degeneró en una crisis en el servicio que terminó en la declaratoria de emergencia del Distrito Nacional y Santo Domingo Norte.

La situación se salió de control y los constantes retrasos en el vertedero de Duquesa se reflejaron en las calles del Gran Santo Domingo. La basura arropó la ciudad al punto de preocupar a las autoridades de Salud Pública.

Alegando incumplimiento de pago por parte de los ayuntamientos, Lajún Corporation, compañía que se mantuvo administrando Duquesa desde el 2007 hasta septiembre de este año, decidió limitar el horario de operaciones dentro del vertedero de lunes a viernes de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde y cerró sus puertas sábados y domingos.

Previamente, la empresa había incrementado de 130% hasta 1,100% las tarifas por concepto de manejo de cada tonelada de basura depositada en el vertedero a cielo abierto, medida que encontró el rechazo inmediato de las autoridades municipales, desatando una guerra que se dirimió en el Tribunal Superior Administrativo (TSA).

En consecuencia, los cúmulos de basura se amontonaron en calles, avenidas y centros educativos de la capital. Como respuesta a la crisis, el 12 de abril del año en curso el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales dispuso intervenir el vertedero a través de sus agentes de protección ambiental.

También impuso una multa de 16 millones de pesos a Lajún por no cumplir con el programa de manejo y adecuación ambiental en el vertedero en violación a la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente.

Un intento por armonizar las relaciones entre los cabildos y la empresa administradora del vertedero, tuvo lugar en la sede del Ministerio de Medio Ambiente el 23 de marzo, donde ambas partes acordaron consensuar una “tarifa razonable” a pagar por este servicio, pero esta conciliación no tardó mucho en romperse.

Entonces, el alcalde de Santo Domingo Norte hizo varias advertencias con someter a la empresa si no cumple con el contrato establecido con este ayuntamiento concerniente a la adecuación del vertedero, ubicado en ese municipio.

Más adelante, René Polanco pasó de las palabras a los hechos solicitando ante el TSA despojar a Lajún de la administración del basurero y designar una comisión mancomunidad para manejarlo mientras se conoce el recurso principal que busca la anulación definitiva de los contratos con la compañía.

El 28 de septiembre la medida cautelar fue acogida. Tras la sentencia, los ministerios de Medio Ambiente y Salud Pública conjuntamente con el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte tomaron posesión del vertedero, retornando así Duquesa al poder del Estado dominicano.

Dominicana Limpia

En medio del conflicto, el 27 de junio, el Gobierno sacó su ficha estratégica “Dominicana Limpia”, proyecto que apunta a la solución integral del problema de los residuos sólidos en el país, que abarcará desde la implementación de la cultura del reciclaje hasta la recolección y disposición final de los residuos sólidos.
En el acto de lanzamiento, el presidente Danilo Medina anunció que en los próximos seis meses se invertirán RD$318 millones de pesos y que a partir del 2018 el Gobierno inyectará al programa 500 millones de pesos, cada año, hasta 2020.

Dominicana Limpia se lleva a cabo con la participación de la Liga Municipal Dominicana (LMD), la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (DIGEPEP), la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU) y la Cervecería Nacional Dominicana, empresa que invertirá más de cinco millones de dólares, cuyo desembolso se hará por partidas anuales. Uno de los principales objetivos del proyecto es el plan educativo de manejo de los desechos que contempla la instalación de “puntos limpios” en centros educativos del país.

De acuerdo con el coordinador del proyecto, Jorge Luis Bisonó, se trata del inicio de un ambicioso programa que pretende incluir en el sistema educativo una materia que aborde el tratamiento adecuado de los residuos.

El Caribe

No hay comentarios:

Publicar un comentario