REAL TV

Loading...

CUMPLEAÑOS de hoy viernes 25 de mayo de 2018.

Rafael Pichardo, Sandra Capellán, Martha Páez y José Santana.

miércoles, enero 31, 2018

UBER..., la gran estafa.



Por: Robert Cabrera
robertpcabrera@hotmail.com

31 de enero de 2018.- Desde que la compañía de taxis UBER inició sus operaciones en la República Dominicana, he sido un defensor de la misma, por entender que su tarifa no es abusiva y por la facilidad de contactarlos con una simple aplicación en tu celular.

Lo que nunca imaginé era ¿como reclamar cuando te estafan? ya que esa empresa no tiene un domicilio conocido en el país y lo único que te ofrecen es protestar por correo electrónico, donde te envían a la aplicación y nunca encuentras la opción mediante la cual haces efectivo tu reclamo.

En diciembre utilicé los servicios de esa compañía para el traslado de un pintor desde Tamboril hasta Hato del Yaque. El chofer cobró 841 pesos por el servicio, pero solo me emitieron un recibo por 121 pesos. Al reclamar, supuestamente, abrieron una investigación que según ellos arrojó que el cobro fue correcto, pero que un error en el sistema no me generó la factura por el valor pagado.

Pero lo que me sucedió este martes 30 de enero, fue algo inaudito. Llegaba desde Puerto Rico por el Ferrie y solicité una unidad para que me trasladara desde el Puerto a la terminal de autobuses Metro.
La aplicación me puso un tiempo de espera de quince minutos, pero minutos después me puso un mensaje el chofer, que estaba en un tapón y no llegaría a esa hora, por lo que me sugería suspender el viaje, sin costo para mi.

No pude suspender, pero me salió otro chofer de nombre Jimie que me recogería en un Jeep Patriot, en un tiempo similar al anterior. Luego de esperar más de 15 minutos, alcanso a ver un vehículo con las características del que me recogería, pero recibo un mensaje de que el mismo había suspendido el servicio.

Lo peor de todo es que recibo un mensaje donde se me informa que deberé pagar la suma de RD$70.00 en mi próximo servicio, debido a que el chofer notificó que no quise pagar el servicio completo, lo cual no es cierto porque en ningún momento me comuniqué con ese taxista.

Comentaba lo sucedido en mi programa de televisión, y para mi sorpresa, los camarógrafos me comunicaron que en UBER si el chofer suspende el servicio se le carga RD$70.00 al cliente afectado, lo cual es una estafa.

Lo peor del caso es que al ser una empresa fantasma, ya que no tiene domicilio en el país, el afectado no puede poner en movimiento una acción legal.

He querido hacer este comentario, porque al igual que a mi pueden ser muchas las personas estafadas por la empresa UBER.

Si viviéramos en un país donde las instituciones se respetaran, esta empresa debería ser obligada a tener un domicilio conocido en el territorio nacional.

Si usted es usuario de UBER, tenga cuidado, yo ya comencé a utilizar los taxis tradicionales, negociando la tarifa antes de hacer el viaje, para no volver a caer en la trampa de la estafadora UBER..

No hay comentarios:

Publicar un comentario