REAL TV

Loading...

CUMPLEAÑOS de hoy domingo 8 de julio de 2018.

Jumelles Rodríguez, Nalleli Pérez, Juan López y Víctor Almonte.

lunes, marzo 12, 2018

Denuncian ola de robos en el entorno del hospital Cabral y Báez en Santiago



Reclaman aumento de patrullaje a la Policía Nacional y alumbrado eléctrico

SANTIAGO. Comerciantes de los alrededores del hospital regional José María Cabral y Báez denunciaron ayer una ola de robos y atracos que afectan el entorno y el interior de ese centro de salud estatal, ubicado en la parte céntrica de esta ciudad. Comerciantes, médicos, enfermeras, empleados y parientes de pacientes han sido víctimas de los asaltantes.

Dos de los hechos más reciente ocurrieron en el parqueo del centro asistencial, de donde se robaron el carro de un médico residente, así como el compresor del sistema de aire acondicionado de la construcción del ala este del hospital.

Afectados atribuyen los hurtos a la falta de vigilancia.

"Me gustaría saber dónde está la seguridad interna del hospital que ha permitido el robo de objetos y hasta de carros", cuestionó un médico que pidió hablar bajo el anonimato.

Dijo que son muchos los relatos que ha escuchado de sus compañeros que a los vehículos estacionados en las calles adyacentes al centro de salud les han sustraído radios, baterías y otros objetos.

Las personas consultadas por reporteros de Diario Libre coincidieron al decir que la zona más peligrosa es la entrada que da acceso al área de emergencia por la calle Pedro Francisco Bonó.

“En los alrededores de la emergencia son atracados parientes de pacientes y los propios médicos, pero las autoridades no han hecho nada para enfrentar la situación”, precisó Jonathan Tejada, un buhonero que trabaja en esos alrededores.

Expresó la necesidad de que allí se instale el alumbrado público.

Los doctores y los comerciantes de ese entorno atribuyen los robos a que la vigilancia dispuesta por la Policía Nacional no es suficiente.

En ese contexto, clamaron porque el patrullaje policial sea aumentado, pues, de acuerdo a lo relatado, los malhechores se pasean acechando a cuál vehículo pueden romper el seguro, mientras los dueños hacen sus labores de trabajo o visitas al centro asistencial.

Diario Libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario