sábado, febrero 02, 2019

El Grupo Tremols falseaba facturas y declaraciones


Alegadamente las entidades acusadas de evasión por 4 mil millones de pesos crearon empresas para el fraude

El Grupo Tremols Payero acusado de violación al Código Tributario y evasión fiscal por 4 mil millones de pesos supuestamente falseaba las declaraciones juradas y las facturas que presentaba ante la Dirección General de Impuesto Internos (DGII).
Desde el 2010 hasta la fecha, el grupo alegadamente reportaba ante el fisco compras a compañías falsas o que ellos mismos manejaban para evadir el pago del impuesto correspondiente.

De acuerdo con el expediente acusatorio depositado ante el Palacio de Justicia del Distrito Nacional, los imputados presentaban declaraciones juradas en nombre de varias empresas licoreras donde constaban hechos falsos consistente en declarar o consigan en los mismos gastos inexistentes en que supuestamente incurrieron esas sociedades, las cuales sustentaban en facturas con comprobantes fiscales no fehacientes.

También, se les acusa de reportar compras y operaciones ficticias con el propósito de deducir esos gastos (ficticios) de la renta y además compensar el monto del Impuesto sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) que figuraba facturado y de esta manera dejar de pagar los impuestos requeridos.

Para esto desde julio del 2009 hasta enero del pasado año asentaban en el Formato 606 de la DGII facturas con comprobantes fiscales de compras falsas que supuestamente las sociedades Bodegas de Iberia S.R.L., Licores y Bebidas del País, S.R.L. (LIBEPA), Suplidores Generales Dominicanos, S.R.L. (Supligerdom), Dominican Hotel Register Company, S.R.L. (DOTERCO) y Licores y Bebidas Dominicanas, S.R.L. (LIBEDOM) le realizaron a otras empresas, las cuales dedujeron de sus rentas netas para inducir un error en la DGII para evadir los impuestos.

Además, están acusados de adquirir bienes de actividades ilícitas y ocultamientos de los mismos, posesión, administración y utilización de bienes resultantes de delitos provenientes del lavado de activos.

Los imputados por el caso son Ramón Rafael Tremols Payero, su exesposa Maritselly de los Milagros Cruz López, y sus hijos Eduardo de Jesús Tremols Cruz y Carmen Adela Tremols Cruz, además Eddy Samuel Tremols Payero, Leonardo Antonio Tremols Payero.

De igual forma, Hervys Rafael Tremols Payero, Daniel de Jesús Tremols Payero, Rafael Alberto Tremols Acosta, Waskar Alberto González Payero, Néstor López Alcántara, Amanda López Cuevas y Doris López Urbáez.

Las otras empresas son Distribuidores y Bebidas Royal S.R.L, Constructora Aspen, S.R.L., Inmobiliaria E.J.T., S.R.L., Licores Royal, S.R.L.

La DGII se percató del fraude cuando detectó que la empresa Licores y Bebidas del País, S.R.L. (LIBEPA), reportó compras por valores multimillonarios a otras empresas, las cuales alegadamente eran operaciones ficticias ya que las entidades proveedoras no registraban esas ventas, eran falsas o no vendían esos insumos, la mayoría no tienen activos registrados o planillas de personal fijo.

El propósito era deducir los gastos ficticios de la renta neta imponible, y además compensar el monto del ITBIS que figuraba facturado, y de esta manera dejar de pagar los gravámenes.

Reportan compras falsas

Por ejemplo, según las investigaciones, LIBEPA y DOTERCO, dos de las empresas que eran controladas por los imputados, reportaron compras fraudulentas a un hombre que alegadamente era administrador de otras dos compañías, quien en una comunicación indicó que se desempeñaba como portero de una escuela básica y que no las conocía.

De igual manera, otras de las entidades, una mueblería, a las que supuestamente el grupo Tremols Payero les compraba informó que nunca ha tenido relaciones comerciales con las empresas de los imputados.

Se indica en el expediente que las empresas entre 2014 y 2017 falseaban las declaraciones juradas, y en el caso específico de Bodegas de Iberia S.R.L registraba una producción inferior a la producción total de alcohol a la que realmente produjo para evadir el pago del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC).

Cargo de los imputados

El Ministerio Público (MP) asegura que el Grupo Tremols Payero “conformó una organización criminal, a través de la cual se cometieron una serie de delitos ilícitos en perjuicio del Estado”.

Explicó que aunque Ramón Rafael Tremols Payero no figura como accionista de ninguna de las empresas del grupo ejerce el control efectivo sobre las operaciones de las mismas y que posee poderes ilimitados para manejar a las sociedades.

Igualmente, indica que Doris López Urbáez, quien fungía como asesora de varias compañías, tenía una participación activa y colaboró para que los imputados para realizar los delitos, ya que reportaba ante la Oficina Virtual de la DGII, los formatos donde se registraron las compras y ventas falsas que supuestamente hicieron las sociedades.

El MP dijo que Maritselly de los Milagros Cruz López tiene propiedad, control y dominio de parte de los bienes que fueron adquiridos provenientes presuntos actos ilícitos de Ramón Rafael, Eduardo de Jesús y Carmen Adela.

Se identificó a Cruz López como la gerente de la empresa Constructora Aspen y fungió como accionista de Inmobiliaria E.J.T., S.R.L, propiedad de los referidos imputados, para presumiblemente ocultar e introducir activos originados del esquema de defraudación y estafa contra el Estado.

Los demás encartados están identificados como los constituyentes de cada una las empresas y quienes tienen los poderes necesarios para ostentar el control y manejo financiero.

Producción clandestina

En la acusación se detalla que Ramón Rafel, Eddy Samuel, Leonardo Antonio, Hervys Rafael, Eduardo de Jesús y Carmen Adela, entre el 2014 y el 2016 utilizaron las sociedades LIPEBA y Bodegas de Iberia, S.R.L. para comprar insumos y materias primas para la producción clandestinas de bebidas alcohólicas, con los cuales produjeron más de 2, 351,391.56 litros de alcohol absoluto y 121,663.04 litros de alcohol para la producción de vino.

Indica que con el objetivo de evadir el pago del ISC los litros de alcohol absoluto no fueron asentados en las distintas declaraciones que ambas empresas debían reportar ante la DGII.

Calificación jurídica

Los fiscales actuantes le dieron la calificación jurídica de defraudación fiscal tributaria, perjurio, elaboración y comercio clandestino de productos gravados, uso de documentos falsos, asociación de malhechores, estafa y lavados de activos, los cuales pueden conllevar a una pena de 3 a 15 años de prisión, además de la devolución de la cantidad imputada en el fraude fiscal y multa de la evasión, que es igual a la cifra aludida en el fraude.

MP dice cuenta con casi 300 pruebas

El Ministerio Público, en la solicitud de imposición de medida de coerción contra los diez implicados ,asegura que cuenta con casi 300 pruebas con las que pretende demostrar su culpabilidad.
Poseen, por ahora, seis testimonios. Entre las pruebas documentales están facturas a favor de las empresas, las nóminas de las entidades, certificaciones del gerente de Tecnología de Información y Comunicaciones de la DGII sobre las comprobantes fiscales enviados por las empresas, actas de las asambleas, copias certificadas de actas de traspaso, copias de los registros mercantiles y cheques.

El MP asegura crearon empresas para el fraude

La acusación añade que los encartados constituyeron compañías ficticias para cometer los fraudes y que las mismas no tienen dominio comercial, empleados, registro de importaciones en la Dirección General de Aduanas (DGA), como tampoco evidencia la adquisición de materia prima por parte de las compañías pantallas que permitan comprobar o justificar los montos millonarios que supuestamente fueron vendidos. Entre ellas están, Dicapara, S.R.L., Proviones del País DPD, S.R.L, Peel Street Company, S.R.L., Maxxis Supliers Company BSC, De Tomar Spldiores del Este, S.RL., Suplidores Especiales de Bebida, S.R.L, y otras.

El Caribe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario