REAL TV

Loading...

CUMPLEAÑOS de hoy domingo 8 de julio de 2018.

Jumelles Rodríguez, Nalleli Pérez, Juan López y Víctor Almonte.

martes, febrero 19, 2019

“El poder solo por tener el poder es una tontería”


Omar Fernández está trabajando de lleno en la campaña política de Leonel y dice que no aspira a cargos

Ser hijo de una figura política con tanta incidencia pública y en el poder, como Leonel Fernández, es una realidad cargada de retos, sobre todo cuando se aspira a trazar una trayectoria propia. Así lo considera el hijo del expresidente Leonel Fernández, Omar Fernández, que recibió al equipo de elCaribe y conversó sobre su visión de la vida, la política, su experiencia y enfoque del poder.

“Mi papá fue candidato vicepresidencial cuando yo tenía dos años y presidente cuando tenía cinco. No recuerdo nada que no sea ser el hijo de Leonel; y es algo con lo que orgullosamente siempre voy a vivir, pero obviamente ahora estoy trabajando para construir mi propia identidad, de manera responsable y mucha entrega. Sí, soy Omar el hijo de Leonel, pero también soy Omar, que hace cosas por sí mismo, profesional, tengo oficina de abogados, que emprende…”, comentó.

Se declaró amante de la política, no necesariamente porque la lleva en la sangre o porque no encuentre otra cosa a qué dedicarse, sino porque le apasiona y el oficio lo ha humanizado, según dice. También porque aprendió de su padre que la política se ejerce por causas y no por cargos. Dice ser un profundo creyente en Dios, amante de la familia como la institución más importante de la sociedad y aspira a un matrimonio que le permita ser padre de cuatro hijos. Prefiere los caballos en lugar de los carros; para vestir su requisito es la comodidad. Dice que le gusta compartir con amigos y prefiere bailar merengue y bachata.

Omar afirma que no le gusta “el fantasmeo”, porque está convencido que se puede hacer la diferencia haciendo pequeñas cosas como grandes proyectos. “Todas las personas tenemos una oportunidad de hacer algo bueno en la vida, sin importar si es grande o pequeña, donde sea, lo importante es estar preparado para aprovechar esa oportunidad”, aconseja a la juventud. Dice que la extravagancia no es de su preferencia. Su oficina de abogado es la misma que antiguamente fue de su padre y tiene una decoración sencilla. Un pequeño librero casi repleto de libros, otros tomos en su escritorio, una caricatura enmarcada de su progenitor y una foto juntos en su escritorio, son los únicos adornos que sobresalen.

¿Qué es el poder para ti?
Henry Kissinger ha dicho que el poder es el afrodisíaco más grande del mundo. No creo que se haya equivocado cuando lo dijo, pero a mí el poder no me ha tocado de esa manera. El poder se define solo, es tu poder hacer cosas, es poder hacer diferencias, hacer el bien. La política es para sumar, para ser inclusivo y darle espacio a las personas para que participen. El poder le llama mucho la atención a muchas personas, pero no necesariamente para hacer el bien. Tener poder solo por tener poder es una tontería. Si Dios y la vida te dan la oportunidad de tener poder debe ser para manifestar lo mejor de ti.

¿Por qué participas en política?
A mí la política me apasiona. Desde muy joven entendí y me lo explicó mi papá, que a la política se va por causas, no por cargos. Cuando entendí el tema de las causas, entonces la vocación es más genuina y ahora asumo la causa del respeto a la Constitución. Las causas, buenas, honorables, genuinas, generan un nivel de satisfacción increíble porque lo que te mueve es otra cosa, no un cargo.

La política me ha servido para ver una realidad distinta, me ha ayudado a crecer de una manera más humana, a entender otras realidades, las preocupaciones de la gente, a entender que los anhelos de la gente; a ver que lo que puede ser simple para ti es tan importante para el otro, eso es lo que te hace humano. Veo la política como la herramienta para lograr transformaciones en la vida de la gente.

¿Eres miembro del PLD?
Sí. Soy presidente de un comité de base y estoy esperando a cumplir los diez años que dicen los estatutos para aspirar al Comité Central.

Tu papá es el presidente de ese partido ¿eso te ha servido para calar?
No he tenido ningún tipo de privilegios. Te cuento que en el 2013 había elecciones para el Comité Central y había una cuota por llenar. Yo me atreví a comentarle a mi papá que pensara en mí para uno de esos espacios ,porque yo soy del PLD y siento que puedo aportar. Su respuesta fue automática: me dijo que tenía que ganarme mi espacio como se lo ganó él. Pensé que él me lo pone difícil, pero luego entendí que tenía razón, porque en el futuro me pueden señalar que me favorecieron por ser hijo de Leonel.

¿Qué valoración tienes del liderazgo político nacional?
Todos los partidos tienen líderes con ideas que se pueden seguir. Todos, la oposición, los aliados, el oficialista. He identificado personas en todas los partidos que valen la pena seguir, escucharlos, que generan ideas. También hay líderes fuera de la política que se pueden seguir. Líderes comunitarios, religiosos, empresariales, que tienen muy buenas ideas y siento que como jóvenes nos podemos identificar con ellos, porque se interesan en que las cosas marchen bien y no son personas necesariamente del PLD.

Si los jóvenes tuviesen que seguir un líder ¿cuál sería?
Modestia aparte, estoy seguro que Leonel Fernández es el líder que conecta con la juventud. Lo digo porque es un político capaz, probado en capacidad y destreza. Su legado es lo que me da aval para invitar a los jóvenes a que sigan a Leonel Fernández, ya lo ha demostrado y eso me permite hablar así de él.

Tu padre ha sido víctima de campaña sucia ¿cómo te ha impactado eso como hijo y ciudadano?
Esas cosas hay que estar preparado para vivirlas. No es lo mismo que te lo cuenten, o que desde fuera una persona sepa que esas cosas existen, a tu vivirlo. Estoy acostumbrado desde siempre a escuchar críticas, opiniones con las que no necesariamente estoy de acuerdo. He vivido momentos difíciles en los que se hacen acusaciones que no se corresponden con la verdad. Pero a la familia la fortaleza más grande nos la transmite nuestro padre que, con su paciencia acostumbrada, nos invita a no desesperarnos y que ante la calumnia la verdad siempre prevalecerá. A veces en el momento uno no lo comprende, porque los sentimientos se adueñan de uno por momentos, porque es fuerte ver que se levanten calumnias y acusaciones en momentos que uno no entiende, pero el tiempo siempre le ha dado la razón, la verdad siempre está por encima de la calumnia y el tiempo siempre te coloca en la dimensión que mereces. Por eso Leonel Fernández sigue con la frente en alto.

¿Qué ha sido lo más difícil?
En el 2015 fue lo más difícil porque también se produjo en un momento en el que había una ola muy fuerte a favor de una nueva candidatura del presidente Fernández. Pero también ese proceso me ayudó a madurar mucho, porque hay gente que se acerca, pero también muchas personas que se alejaron. Hay que estar preparado, porque probablemente vendrán más en el futuro.

¿Aspiras a algún cargo en el 2020?
En este momento mi único proyecto político es trabajar con mi papá para que vuelva a la Presidencia.

Mi madre
Los mejores valores que tengo como persona y como ser humano me los inculcó mi madre. Con ella me levantaba y me dormía todos los días”.

Sin vacaciones
Leonel nunca ha tomado vacaciones. Los momentos que tenemos son familiares, pero cero vacaciones, Leonel solo trabaja”.

El Caribe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario