REAL TV

Loading...

CUMPLEAÑOS de hoy domingo 27 de mayo de 2018.

Wilton Capellán, Magdalena Capellán, Cristian Fernández, Magda Cabrera, Héctor Pereyra, Julio Blasco, Partricia Cabrera, Gisselle Jorge, Claudia Mariel García, Gladys Maribel Ureña, Perla Hernández y Fausto Acosta.

miércoles, noviembre 01, 2017

Cierre del vertedero de Tamboril plantea nuevos retos a la comunidad.




Por: Robert Cabrera
robertpcabrera@hotmail.com

Tamboril, Santiago; R.D.- 1 de noviembre de 2017.- El cierre del vertedero de Tamboril plantea nuevos retos a la comunidad y a sus autoridades.

En la mañana del martes el Alcalde de Tamboril Lic. Anyolino Germosén anunció el desmonte gradual del vertedero y su posterior cierre, proceso que tendría un plazo de 90 días.

La anulación de este vertedero plantea una serie de retos, tanto a las autoridades municipales como a la ciudadanía.

En cuanto a las autoridades municipales, el cierre implicará que hay que buscar más unidades para la recogida de los desperdicios sólidos, ya que la distancia a recorrer para depositar la basura en Rafey, es muy larga y se necesitará de mucho tiempo para hacer el recorrido, lo que cambiaría la frecuencia en la recogida de la basura en el municipio.

Otra problemática a presentarse sería el aumento en el gasto de combustibles y repuestos.

Sabiendo la condición precaria en la que se manejan los ayuntamientos, el alcalde se verá obligado a pedir la intervención del Estado, para que le provea de varios compactadores y algún subsidio para el combustible, si fuese posible. 

El ayuntamiento deberá también adherirse de lleno al proyecto Dominicana Limpia, auspiciado por la Cervecería Nacional Dominicana, el gobierno central y varios ministerios e instituciones, para que de ese proyecto salga la logística de la clasificación de los desperdicios y la debida orientación a la población.

En cuanto a los usuarios del servicio de recogida de la basura, debemos recibir y acatar las disposiciones para aprender y llevar a cabo la clasificación de los desperdicios que generamos, de manera que su recogida no sea traumática.

El reto está planteado y es irreversible, por lo que debemos tomar la conciencia necesaria para que el pueblo de Tamboril y sus autoridades, puedan salir airosos de estos cambios que nos llegan y que si los asimilamos con el espíritu de tener un pueblo limpio y libre de contaminación, nos servirá de orgullo y satisfacción demostrar que, cuando se quiere, se puede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario